Redes de conocimiento

Participación Ciudadana en Red (PC-Red)

Luís Ángel Fernández Hermana - @luisangelfh
24 marzo, 2017
Página 1 de 4

Descarga este artículo en pdf  

La participación ciudadana actual y el uso de las Red y las redes

La Participación Ciudadana (PC) ha alcanzado una nueva dimensión y múltiples significados en la era de Internet. El fácil acceso a la Red y a las redes que se crean en ella, la comunicación rápida, sencilla e instantánea en las plataformas virtuales de comunicación, la disponibilidad de información de todo tipo generada por multitud de organismos públicos y privados, colectivos e individuos, son, entre otros, factores que contribuyen a potenciar una serie de aspectos que están en la base de la denominada participación ciudadana, en general, y de la participación ciudadana en red (PC-Red), en particular. La primera goza de una larga experiencia académica al ser estudiada extensivamente sobre todo por un conjunto de disciplinas de las ciencias sociales, encabezada por la sociología y las ciencias políticas. La segunda, sin embargo, es todavía la gran ausente a pesar de su creciente importancia sobre todo en las tres últimas décadas. Más allá de las revisiones del denominado “estado de la cuestión”, estos estudios e investigaciones carecen de la necesaria profundidad que exige una actividad de semejante trascendencia.

Una y otra forma de PC, ya sea cada una por sí misma, o en combinación, han cambiado el discursos sobre el papel del ciudadano en la sociedad moderna y han agitado muchas de las tradicionales formas de representación social y política y de intervención social, al tiempo que han desplegado un nuevo catálogo de actividades que aún se encuentra en plena adolescencia.

Algunas de las consecuencias más notables de estos cambios son:

.- El reclamo de una mayor transparencia en la actividad política mediante el uso de las tecnologías informacionales bidireccionales.

.- La presión social que se ejerce a través de redes sociales (RRSS) sustentadas por plataformas virtuales generalistas de comunicación.

.- La posibilidad -real o no, en todos sus matices posibles- de intervenir activamente en procesos de toma de decisiones mediante estas tecnologías.

.- La necesidad de respaldar con apoyo público medidas políticas controvertidas y que afectan, directa o indirectamente, al bienestar de los ciudadanos.

.- La aparición de nuevos ámbitos de participación que, ya fuera por su complejidad, o por los recursos que hubieran absorbido, simplemente no se planteaban de manera realista antes de Internet.

En esta contexto, la PC-Red ha discurrido por diferentes vertientes.

– Frecuentemente se han emprendido procesos de este tipo por la presión de demandas no siempre claramente formuladas,

– Se han generado múltiples experiencias en las que se han utilizado de manera diferente y combinada los recursos tecnológicos,

– Se han aplicado conocimientos, herramientas y argumentos no siempre relevantes en los contextos tecnológicos, o se trataban en realidad de forzadas transposiciones entre contextos infranqueables.

Por tanto, los resultados no suelen ser los esperados, ni por parte de sus promotores, ni de los ciudadanos. A lo cual debemos sumar que la valoración de esos resultados difícilmente se podrían atribuir en la mayoría de los casos a la reivindicada “PC-Red”.

print

Páginas: 1 2 3 4