Es nuestra Tanda

Luís Ángel Fernández Hermana - @luisangelfh
18 julio, 2017
Editorial: 115
Fecha de publicación original: 14 abril, 1998

Los que buscan aventuras, por una que hallan blanda, hallan nueve duras

A partir de esta semana, en.red.ando aparecerá en dos lugares en Internet: en su dirección habitual y en Tanda, un nuevo medio de comunicación digital en el que participamos, por ahora, ocho empresas editoras de publicaciones electrónicas y una de publicidad, todas ellas de Cataluña. Tanda representa una experiencia innovadora tanto en la forma como en el contenido de las publicaciones electrónicas. Las empresas editoras que participan en Tanda hemos decidido agrupar nuestras publicaciones digitales en un sólo lugar para crear un nuevo medio de comunicación, sin dejar por ello de utilizar nuestras direcciones habituales en la Red. Pero en Tanda, cada publicación electrónica se convertirá en una sección informativa del nuevo medio y será la única responsable de sus contenidos. Estamos, pues, ante un medio de comunicación sin una dirección centralizada y con una política editorial fijada independientemente por cada empresa para su sección respectiva, dos aspectos innovadores que modifican el estado de las cosas desde la revolución industrial en el mundo de los medios de comunicación.

En Tanda, cada empresa debe atenerse a las reglas de funcionamiento interno del nuevo medio, sin que ello pueda suponer ninguna merma sobre su libertad editorial. Tanda, en cuanto publicación, tan sólo tiene que velar porque la calidad no decaiga y, si fuera necesario, apuntalarla financieramente o con los recursos humanos y materiales que sean necesarios. Para lo cual, la nueva publicación debe procurarse fondos y recursos a través de publicidad o de otras actividades que se irán decidiendo en el futuro. Desde luego, damos por supuesto que ésta no será una experiencia fácil, pues nos disponemos a recorrer un camino para el que no hay precedentes claros y donde, por ahora, hay mucho más por aprender que por enseñar.

Tanda es el fruto de una larga reflexión, plasmada en diferentes editoriales de en.red.ando, sobre la naturaleza de los cambios en el modelo de comunicación a partir de la nueva dinámica impuesta por las redes. Desde estas páginas hemos sostenido en numerosas ocasiones que dichos cambios afectarán no sólo al contenido, al tipo de información y a las formas de su transmisión y, por tanto de su alcance. En la misma medida, los cambios tendrán que percibirse en la propia organización de los medios, es decir, en un modelo empresarial diferente que incorpore los perfiles y los rasgos propios del trabajo en las redes. Si Internet potencia una mayor diversidad cultural, una cobertura informativa y cognoscitiva de amplio espectro, una circularidad del conocimiento en audiencias muy fluidas, un marco interactivo relacionado con propuestas comunitarias locales y un elevado grado de cooperación entre los actores involucrados, todo esto debería reflejarse, hasta cierto punto, en los propios medios que operan en el ciberespacio, tanto en su organización interna como en su proyección exterior.

Por poner un ejemplo, una de las manifestaciones más evidentes de esta necesidad de cambio de paradigma es lo que podríamos denominar “la ironía de la competencia”. Mientras que en el mundo real, una empresa es más competitiva cuanto mayor sea su capacidad de exclusión de las empresas rivales; en el mundo virtual, la competitividad tiene sentido en cuanto reverso de una medalla donde se inscribe la capacidad para establecer redes de cooperación cada vez más amplias y potentes. La respuesta a la fusión como vía para crecer, a la compra de estructuras competidoras para posicionarse en el mercado, es la cooperación para extenderse en red y anclarse en realidades sociales próximas. Estamos hablando pues de la organización en red, u Organización-Red, que, a mi entender, expresa el nuevo paradigma de las empresas que compondrán el tejido industrial de la Sociedad de la Información.

Tanda es, hasta cierto punto, un puesto avanzado de este movimiento que se está registrando en el ciberespacio. Nuestro objetivo es crear un medio de comunicación que exprese en un sólo lugar la diversidad cultural, la riqueza informativa y las experiencias diferentes de una serie de empresas editoras del ámbito catalán. Quienes nos hemos subido a este barco hemos puesto rumbo a mares todavía no cartografiados. Vamos a iniciar un camino de aprendizaje, formación e investigación. Lo que sí nos parece claro es que, al margen del destino de esta experiencia concreta, el diseño empresarial de un mundo en redes, donde la información y el conocimiento constituyen su mercancía esencial, no estará muy lejos de las propuestas que en estos momentos animan a quienes hemos convergido para dar a luz a Tanda. Es más, nuestro objetivo, desde este punto de vista, es animar a la proliferación de este tipo de iniciativas, pues nos parece que cuantas más y mejores haya, más nos vamos a beneficiar todos del empuje resultante al desarrollo de la industria de la información en el ciberespacio.

¿Y por qué Tanda? Muy sencillo. Porque la portada de esta nueva publicación electrónica estará a cargo cada día de una de las publicaciones electrónicas que integran la nueva empresa. La “tanda” irá pasando de medio a medio. Lógicamente, esta fórmula está adaptada a las características de las publicaciones fundadoras de Tanda, casi todas ellas semanales, aunque algunas publican con una mayor frecuencia. Esta es, por ahora, una cuestión abierta. La propia dinámica de Tanda nos indicará si es necesario revisar algunos de nuestros calendarios para responder a ciertas necesidades informativas con una cronología diferente. De todas maneras, en la portada de Tanda aparecerá el sumario de cada publicación y se enviará regularmente por correo-e un boletín de subscripción gratuita con el resumen semanal de los contenidos de la nueva publicación. El logotipo de Tanda es un tándem, símbolo de la necesidad de que todos pedaleemos juntos, aunque no revueltos.

Este proyecto arranca con nueve empresas, ocho de ellas editoras de publicaciones electrónicas y una dedicada a la publicidad (a la que le hemos exigido, como es natural, que nos haga ricos lo más rápidamente posible para poder pensar en otros proyectos nuevos). Este proyecto arranca con nueve empresas, ocho de ellas editoras de publicaciones electrónicas y una dedicada a la publicidad (a la que le hemos exigido, como es natural, que nos haga ricos lo más rápidamente posible para poder pensar en otros proyectos nuevos). Estas empresas publican Acordia (revista del mundo de la música), AllFootball (noticias e información sobre fútbol y enlaces a todos los campeonatos del mundo), en.red.ando, Extra!Net (boletín electrónico sobre gestión empresarial de la información), Lavinia (vídeo y TV digital), Negocios en la Red (sí, hay alguien ahí afuera que está haciendo dinero en y con Internet), SICOM (noticias y análisis sobre temas de solidaridad y Tercer Mundo) y el Web Jurídico (información sobre el mundo de los tribunales, las leyes). AreaIP se encargará de la gestión publicitaria del invento.

La lista de participantes no está cerrada todavía. El grupo podría incorporar nuevas empresas en un futuro cercano para ampliar y diversificar su oferta informativa. Tanda no es un círculo cerrado, pero sí un punto seminal de aprendizaje e investigación y estaremos atentos a lo que se nos ofrezca desde esta perspectiva. Bienvenidos a esta nueva aventura.

print